24 de abril de 2007

El amor es un cuento chino...


lovehate
Originally uploaded by gildaria.
A mí no me engañan, y aunque lo diga la tía Pascasia, para ser un matrimonio feliz, amar no es suficiente.
Neta, para formar una pareja estable, feliz y llena de plenitud hace falta más que amor.
Y no es que yo sea una frustrada solterona, sino que en verdad creo que para que dos personas hagan una vida juntos y no mueran (o se maten) en el intento no es suficiente el que ambos sientan mariposas en el estómago cada que están juntos.
No, señores, creo que para que una pareja sea verdaderamente exitosa hacen falta tres cosas:


1.- Atracción
2.- Amor
3.- Un PROYECTO DE VIDA...

Este último punto, aunque suene frío e incluso poco relacionado con los anteriores, es el más difícil de conseguir y su carencia, desde mi punto de vista, es la principal causal de divorcios en el mundo entero.

Venga la explicación...

Creo que dos personas se pueden amar muchísimo, y no por eso compartir un proyecto de vida... es más, sus planes pueden ser incluso contrarios entre sí y el estar juntos implica NECESARIAMENTE que uno de ellos renuncie a sus propios sueños... Nefasto, ¿no?

Antes sucedía mucho con las mujeres... como ellas no trabajaban, pues su destino era ir hacia donde el marido iba: si él cambiaba de residencia, pues ella también. Si él fracasaba económicamente, ella también o si el sujeto no tenía aspiración alguna, pues ella tampoco.
Pero... ¿qué pasa con aquellas mujeres que tienen un plan diferente? ¿Que quieren trabajar, estudiar? ¿O que simplemente no quieren ser madres sino hasta haber hecho tal o cual cosa? Si quieren retener a su pareja, pues deben renunciar a sus sueños en pos de obtener (o conservar) el amor...

“Amor es sacrificio”, nos dicen, y así, hombres y mujeres asumimos que debemos dejarlo todo en aras del amor.
¿Y si eso no es cierto?

Poner en la balanza lo que uno quiere ser (a mediano y largo plazo) y compararlo con la idea que nuestro 'peoresnada' tiene de su propia vida, debe ser lo primero que deberíamos hacer antes de decidir unir nuestra vida con la de alguien... algo tan simple como el que él quiera vivir en una casita en la playa y que ella sueñe con esquiar en la nieve todos los días (sí, suena payaso, pero es sólo un ejemplo) va a destinar a una relación al fracaso.
Porque el 'sacrificar' lo que soñamos... dejar a un lado lo que queremos ser por seguir a otro, puede convertirnos en seres frustrados y, a la postre, infelices... y tampoco tenemos autoridad de pedirle a alguien que renuncie a sí mismo por seguirnos...

Puede haber una pareja basada en la atracción... las 'llamaradas de petate' nos saben muy rico y nos revitalizan, pero muchas veces desde el inicio sabemos perfectamente que 'no va a durar'...
Otras, pueden atraerse mucho e incluso llegar a dar el paso hacia el amor... y amarse demasiado, pero cuando sus visiones del mundo no son las mismas, a la larga habrá diferencias que se convertirán en abismos y derivarán o en rupturas o en violencia (en los peores casos), cosa que a nadie se le desea...
Pero cuando hay las tres cosas: amor, atracción y un plan de vida, entonces llegamos a un estado de total entendimiento que permite que la relación, aunque suene trillado, sea de ésas que se cultiva día con día, y que crece y se fortalece... y para empezar a pensar en llegar a este estado, se nos exige un ejercicio mucho más profundo e importante que el simplemente decir 'sí quiero' o firmar un papelito... para compartir un proyecto de vida en conjunto primero tenemos que tener muy claro el propio...

En resumen: el autoconocimiento es el principal cimiento del amor...

8 comentarios:

Serguei dijo...

Pues si tienes mucha razon... la tercera cosa suele mandar al tubo lo demas... y si eliminaramos un poco el egoismo y las cuestiones sociales todo seria mas facil... pero nos gusta complicarnos jaja...

Saludos. Ya te veo pronto por aca...

Alexia dijo...

Todo eso y considerar tus prioridades. Cuándo es más importante tu pareja, tu trabajo, tu familia y tus amigos. Conocerlas es ahorrarte montones de frustraciones...
besos
alexia

Kika dijo...

¿All you need is love?
Los Beatles no tenían razón, snif.

BRMoreno dijo...

No se.
Casi siempre pienso igual a lo que escribiste.

Luego leo a Rojas, a Girondo y me gustaria tener un amor de esos donde dejas todo, acampar afuera de la casa, sin esperar nada a cambio

Borrego dijo...

Tienes toda la razón.

Luis Salazar dijo...

Algún día alguien me dió un consejo que aún no se si es bueno o malo.....
No te cases con la persona que más ama, sino con la que más te ama.

Igual ni al caso..........
Saludos

Miz Antropia dijo...

Yo creo que es como con cualquier adicción: un maldito día a la vez.
Tu post de los olvidados me gustó mucho.

Noali.... dijo...

...mmmmm... no lo sé Pelusa, ay te va mi opinión: creo que primero hay que desmenuzar todo lo que envuelve la palabra AMOR y más tratándose de unir dos vidas, creo que más importante que compartir un proyecto de vida es tener TOLERANCIA, RESPETO Y COMUNICACIÓN con la pareja, no creo necesario renunciar a tus propios sueños para conservar el amor siempre y cuando tengas una pareja madura, respetuosa y orgullosa de tu individualidad y de tus capacidades. Si no comparten las mismas ideas,la pareja puede y "debe" apoyar los sueños del otro y ayudar a realizarlos, si inevitablemente la persona se ve dentro del proyecto de vida del otro, creo que todo se arreglaría con llegar a un acuerdo (tolerancia) para poder realizar cada quien sus sueños. El caso es ayudar a que tu pareja se realice y sea feliz, creo que a la larga ambos se sentirán satisfechos y orgullosos uno del otro. Yo cumplo en unos meses dos años de casada y no tengo el mismo proyecto de vida de mi niño, coincidimos en algunas cosas pero pienso que más que sacrificar los sueños de uno para ir con el otro, ambos deben comunicarse y ayudarse a crecer, lo que es inevitable es ceder, pero no uno, sino los dos, para que sea parejo, pero de una manera en que nadie se frustre porque eso si le puede dar al traste a todo.... eso opino!!! Tolerancia, respeto y orgullo que finalmente se traduce en amor por la persona que está a tu lado. NOALI