22 de mayo de 2007

Complicidad


bruises
Originally uploaded by gildaria.
¿Por qué somos las mujeres quienes seguimos permitiendo y fomentando la violencia hacia nosotras?
El fin de semana pasado viví dos experiencias que me dejaron pensando en lo sumisas e indignantemente permisivas que como mujeres podemos llegar a ser.
Primero, comiendo con mis compañeros en el comedor de la empresa (que está pegado a una ventana en un primer piso) escuchamos gritos que provenían de la casa del frente.
La escena estuvo así:
Un niño como de 12 años sale corriendo, llorando y gritando diciendo: “le van a pegar a mi mamá”.
Acto seguido, sale una mujer corriendo tras él y es alcanzada por un hombre -que después supe era su padre- quien sin el menor asomo de conciencia se fue sobre de ella a golpes. La mujer cayó al suelo, y aun ahí el hombre siguió golpeándola.
La madre de la mujer se limitó a ver la escena cual espectador... no dijo una sola palabra.
Para ese entonces ya habíamos llamado a la patrulla, que igual que siempre llegó cuando el agresor ya había regresado a su casa. La mujer ya había sido auxiliada por su madre y otra joven, que le dieron algunas cosas.
Cuando la patrulla llegó, la mujer subió a su auto y dijo: “no pasa nada”... y se fue...
Ese mismo día, por la noche, fui con mis compañeros del trabajo a un bar. Desde la ventana del lugar vimos cómo un hombre llevaba a su pareja a empellones hacia su auto. La mujer lloraba, y en repetidas ocasiones el sujeto la jaló (y para nada estaba siendo delicado) de los brazos y del cuello, mientras la chica, llorando, trataba de mantener el equilibrio y de alejarse del sujeto.
Me dije: “esta vez no”... y en un arranque de coraje bajé y me acerqué a la pareja. Cuando el hombre vio que me acercaba se puso frente a mí, ocultando a la mujer -a quien ya había subido a empujones a un auto- y me dijo: “Algún problema??”
Les respondí: “Sí, no me parece la forma en la que la estás tratando”
Sujeto: “Es mi esposa, sí?”
Yo: “Muy bien, eso no te da derecho a tratarla de esa forma”
Sujeto: “No la estoy golpeando, yo no estoy haciendo nada”
Yo: “Sólo quiero saber una cosa.... te quieres ir con él?” (le pregunté a la chica)
La chica suspira, me mira con los ojos hinchados de llorar y tras pensarlo unos segundos responde: NO
Volteo hacia el sujeto y le digo: “Si ella no quiere, no tiene por qué ir contigo”
Sujeto: “Ya te dije que es mi esposa TÚ NO TE METAS”...
La chica le contestó: “Yo traigo mi coche, déjame ir sola”
Y yo también insistí.
En eso, alguien me jala... era otra mujer y me dice: “déjalos, vete, ella es mi hermana y él es su esposo”
Le contestó: “Ok, ya viste cómo la está tratando??”
Hermana: “NO LA ESTÁ GOLPEANDO y ya te dije: es su esposo”
Me quedé helada... y le dije que no podía creer que siendo su hermana tolerara aquello.
Hermana: “No te metas...”
Ante la llegada de un segundo sujeto -que venía con la supuesta hermana- y que detuvo al otro hombre pensé que ya había intentado lo suficiente y me fui pensando en los estúpidas que podemos ser algunas mujeres que podemos pensar “es mi padre”, “es mi esposo” y entonces creemos que está bien, que si nos maltratan nos lo merecemos o simplemente que no podemos denunciarlos porque 'no podemos hacerles algo así', siendo que los ojetes pasados de lanza son ellos...
Sobre todo me indigna la actitud de la hermana y la madre de las mujeres agredidas que no dijeron absolutamente nada, y que solapan con su silencio la actuación del agresor.
Las machistas más acérrimas somos las mujeres, que seguimos permitiendo que nos traten de esta forma... las mujeres maltratadas que no denuncian, que no dicen nada, no son víctimas: Son cómplices.

5 comentarios:

noali dijo...

el colmo.... tienes razón, somos unas machistas. Cuántas veces hemos escuchado que las mujeres somos hiper más fuertes que los hombres, más aguantadoras y podemos hacer varias cosas a la vez, es el colmo que histórica y culturalmente nosotras mismas no nos valoremos como tal y permitamos que personas inseguras necesiten humillar a alguien, al sexo "débil" para sentirse bien, yo me pregunto: neta los necesitamos??? A la primera jalada al diablo. Conozco algunas amigas que han permitido incluso que la violencia (de cualquier tipo)de su pareja llegue a perjudicar su salud,por Dios! y ni con mil sugerencias salen de esa situación denigrante, que horror!!! Creo que la oportunidad de cambiar eso está en las nuevas generaciones, en mujeres jóvenes que se reconozcan como seres humanos por igual pero primero hay que aprender a respetarnos a nosotras mismas y educar a nuestros futuros hijos con igualdad, pero sin perder de vista la diferencia de géneros y en el respeto a la dignidad. Necesitamos autoestima, ni hablar...

RmurilloV dijo...

Hey!

Idiosincracia, amiga mía.

Este país necesita una fuertísima restructuración en TODOS los sentidos y eso también tiene que ver con la educación aunque, cambiar la idiosincracia no será nada fácil a menos de que ocurra un movimiento tan fuerte como el inglés que cambió radicalmente la moral victoriana.

Tengo fe en que, la generación que se formará a partir de nuestros genotipos ya contarán con una nueva programación y depende de esta generación, crear el ambiente cultural propicio para que es aprogramación no se vea corrompida.

Ickys dijo...

tsss en definitiva, las chicas son mas machistas
y en gran parte eso pasa
como una cancion de la mala rodriguez que dice: son ya pareja perfecta, el le pega y ella se deja

Miz Antropia dijo...

Qué bueno que denuncies las cosas que ves de este tipo. Yo pienso que más que machismo es el sentido de amor que las mujeres tenemos; muchas veces las mujeres piensan que unos golpes son el precio por no perder a lo que más aman. No sé si sea cobardía, o qué. Las feministas "de centro" optan por tratar las diferencias de género a discresión. Yo me comporto como si no las hubiera. Pero en el fondo existen.
Tienes la razón. Malditos sean los que golpean.

Adriana dijo...

Es el colmo que sigan pasando cosas asi.. Pero creo que si bien el hombre tiene la culpa, la mujer mas al no poner un alto, y decir hasta aqui, yo creo que es una mezcla de baja autoestima, poco amor propio y falta de educacion... El valiente dura hasta que el cobarde quiere... Si muchas mujeres dijeran "ya no mas" habria mucho menos mujeres maltratadas y mucho menos hombres maltratadores, porque hijo de golpeador.. maltratador y golpeador...