8 de febrero de 2005

y luego?

hoy tuve una constructiva, pero desalentadora plática con varios compañeros del gremio periodístico.
Periodistas jóvenes y viejos nos enfrentamos a una realidad muy dura y dolorosa para quienes elegimos esta profesión: el periodismo en México no es una forma viable de vida. Así de sencillo, si eres periodista, a menos que seas Javier Solórzano o Carmen Aristegui (por mencionar a algunos de los más decentes) no vas a ganar bien.
Auch. ¿Qué sigue entonces?
Me gusta lo que hago. Me gustaría seguir haciendo lo que hago.
Pero también me gustaría tener una familia, darles a mis hijos un buen nivel de vida, poder pagar unas vacaciones en la playa (aunque fuera Tampico, caray), comprarme una lavadora, ir al cine más seguido y comer en un buen restaurante de vez en cuando.
¿Por qué las aspiraciones profesionales y económicas deben estar peleadas?
Me doy cuenta de que en muchas profesiones –ojo, no todas- sí puedes escoger tal o cual trabajo, porque hay opciones donde, haciendo lo mismo, te pagan más.
En el periodismo no.
A menos que seas director de periódico, será mal pagado vayas a donde vayas. En la Ciudad de México, en Monterrey, en Querétaro, en Michoacán... en todos lados ser reportero no deja.
¿Qué puedo hacer entonces, señores? ¿Debo rendirme? ¿Decirle adiós a mi sueño de contribuir, aunque sea mínimamente, a realizar un ejercicio periodístico que valga la pena?
Sólo Dios sabe hasta donde podré aguantar. Mientras tanto, decido decirle no a la traición de mi pequeño ideal... aunque me cueste un poco más caro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Igual y si entre tu pareja y tu pudieran ganar más podrias "sacrificar" un poco tu propio ingreso y así dedicarte en cuerpo y alma a lo que te gusta sin tener razón alguna por preocuparte; digo cuando te cases...

Fidel

Mademoiselle Peligro dijo...

jajajaja pues nada más deja que el susodicho se decida y con todo gusto sacrificaría todo lo sacrificable con tal de estar con él!
No me importaría mucho tener que sufrirle un poco más en lo económico si de eso dependiera el poder compartir mi vida de tiempo completo con él...
ojalá me gane el melate pronto!

Alexina dijo...

Creo que nuestras reflexiones coinciden . Yo ya estoy casada pero con otro soñador, con sueños que rinden pero no en lo económico. Creo que ya eché a la basura la opción del Melate. Ser periodista no paga, ser escritor aún menos. De hecho no sólo no tienes buen sueldo sino 0 sueldo. He llegado a la conclusión que en este país sólo el narco paga pero como soy mala para mentir y peor para vender ..bueno tuve que abandonar esta otra solución. si encuentras una compártela.
Se busca manera de combinar sueños y vida decente.

Alexina dijo...

Otra cosa. Escribes muy bien, hagas lo que hagas, decidas lo que decidas, no lo dejes.

Blanquilla dijo...

Ayer me encontraba en una reunión, donde un amigo comentaba que odiaba este paìs, que no tenía fe en su gente. Sin duda, es deplorable la situación econòmica del paìs, pero más terrible es: que seguir tus sueños, responder a tus habilidades, agregar un ingrediente bueno al país, no te permita saciar los gastos de tener un vida "decente".
Creeme, te entiendo de corazòn, y te admiró porque estas siguiendo tus sueños. Sin embargo, en estos momentos me acobardo y me uno a la búsqueda, donde lo atractivo es el sueldo.
Y me duele, duele mucho, el momento, el lugar, donde abandone mi ideal: de trabajar por mi Mèxico y su gente que me es tan querido.
Y lo más triste es que lo busco y ya no lo he podido encontrar.

-- hija de Nietzsche dijo...

=#