22 de febrero de 2005

blues de la carretera 10...

A veces siento que mi vida se va despacio por un caño…
Miro alrededor y descubro, no sin cierto dejo de envidia ‘de la mala’, que muchas personas que conozco tienen un talento impresionante, conocen a mucha gente (y además, importante) y, lo más lacerante, todos, absolutamente todos, viajan…
Y yo nada más estoy aquí, trabajo de 9 a 5 –a veces más- y mientras tanto, en menos de dos quincenas mis compañeros (múltiples, porque vivo con una horda de payasos) ya han viajado a Puerto Vallarta, Guadalajara, México y hoy parten a Real de Catorce.
Cuando era niña me veía a mí misma viajando en un jeep por todo el país.
Me gustaba esa visión, pero más me gustaba pensar que tendría la oportunidad de recorrer, palmo a palmo ese México que no se ve en los periódicos, que no sale en las noticias. El México de a deveras, que tanto me inspira… y nomás no puedo… se lo atribuyo al dinero, pero más bien se trata de una falta de valentía que siempre odiaré en mí.
Es ese discurso que me injertaron desde mis años mozos que reza ‘debes trabajar, aspirar a tenerlo todo… ¿de qué vas a vivir? PIENSA EN TU FUTURO’.
A veces lo pienso y no me gusta lo que veo… tendré mi casa, mis hijos, pero añoraré siempre los viajes que no hice… y cantaré entonces, muchos blues… no tengo nada mejor que hacer con mi voz y mi vida… me alimento de las historias que me traen los demás desde tierras no tan lejanas y tan desconocidas por mí…

4 comentarios:

Maus! dijo...

Por fin alcanzo a leerte... espero que tu semana esté mejorando.. la mía ahi va.. poco a poco pintando chido. Te mando un besotote de un adicto a los lentes desafortunadamente

RmurilloV dijo...

¡Hey, guapa!

I've been there, lady. There's where I come from.

Durante años ignoré esas sentencias de los padres, pero hoy, a dos meses que no he visto a mi papá, neta que he entrado en una rara crisis y ligera depresión en la que sus palabras resuenan como una tarabilla en plena hora pico de trabajo.

Kika dijo...

Sólo trabajo para viajar. ¿Para qué más se trabaja sino para regalarnos mundanos placeres? Tal vez en unos años empiece a pensar en un patrimonio, si es que me interesa. Total, dicen que este año será el de las catástrofes, que morirá mucha gente y también el Papa (en el 2000 dijeron lo mismo y ya ves); habrá que apurarse entonces a conocer el sureste de Mexico y el Vaticano 'en paz'. (Cualquier tontería, metafísica o no, es válida para convertir un sitio en pretexto de viaje.)

Si todavía no te dan ganas: Cantos de viaje de Stevenson. Él sí que viajaba. Meses en altamar, de aquí para alla. Y solo. Algunos dicen que estaba loco. Sólo sé que fuimos amantes alguna vez.

Roberto Iza Valdes dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.