2 de febrero de 2006

time managment?


lucha
Originally uploaded by gildaria.
Hola a todos... la foto no viene al caso con el post, pero la puse porque yo la tomé y se las quería presumir, jajajaja.
Bueno, ya estoy dando clases, al fin, y pues todo chido.
Debo admitir que dar clases me gusta más de lo que imaginaba, y por eso estoy feliz de la vida de poder dedicarme un tiempecito a esto...
Cambiando el tema, quiero confesarles que no he aprendido a ordenar mi tiempo... si lo veo fríamente, mis actividades no son taaaaaaaaan absorbentes, aunque tengo una cantidad considerable de cosas que hacer, en teoría debería tener más tiempo para divertirme, ir al cine, salir, pasear, ir a bailar, limpiar mi casa, dormir, etc etc etc etc...
Pero por más que lo intento no puedo... me borraron el chip de la organización y tengo una montaña de tareas por calificar, una montaña de trastes por lavar y una lista blanca y sin tachaduras en mis pendientes diarios... supongo que es cuestión de que empiece a decidirme, que me resista a las delicias eventuales que son potenciales ladronas de mi tiempo (como escaparme del trabajo para ir a comer helados o pasar horas charlando en el messenger con amigos a los que veo poco) en fin, supongo que todos deberíamos aprender a organizarnos un poco, sin llegar a la obsesión y la manía, siemplemente llevar una agendita y cumplir nuestras mini metas diarias: lavar la ropa, hacer tal o cual llamada, cocinar un postre...
Yo por lo pronto estoy convencida de que debo intentarlo...
... espero no se me olvide apuntarlo en mi agenda...


PD. No se podían poner comentarios porque algo había hecho mal a la hora de la publicacíón, sorry!!!!!!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora mas que nunca debes de organizarte. ¡Muchas felicidades! Cuentas conmigo.

ernie

Sebastián dijo...

Hace mucho no visitaba tu blog, mi mas sincera disculpa.

Creo que hay dos o tres personas que logran organizarse totalmente, pero deben de ser aburridas. Estoy seguro que nunca comen helado y jamas van al cine.

Kika dijo...

Ay Mademoiselle, ES QUE CADA DÍA ES UNA BATALLA CON UNO MISMO.
Anoche que llegué rendida a casa lo pensaba: desde que uno despierta, lucha con el sueño, luego con la cafetera, con el tráfico, con los pendientes, con los horarios, con la comida, los compromisos sociales, etcétera. El punto es si salimos victoriosos o vencidos cada día. Interesante ejercicio este de estar vivo.

¡Feclidades por sus clases, maestra!

Besosderegreso