25 de mayo de 2006

NUBES


NUBES
Originally uploaded by gildaria.
La colina es nocturna en el cielo claro.
Allí se enmarca tu cabeza, que mueve apenas
y acompaña ese cielo. Eres como una nube
entrevista entre ramas. En los ojos te ríe
la extrañeza de un cielo que no es el tuyo.

[...]

Pero vives en otra parte.
Tu tierna sangre se hizo en otra parte.
Las palabras que dices no se avienen
con la áspera tristeza de este cielo.

No eres más que una nube dulcísima, blanca,
enredada una noche entre ramas antiguas.

“Nocturno”
(fragmento)
Cesare Pavese



Alguien alguna vez me regaló un trozo de madera pirograbado en el que aparece aquella frase: "la extrañeza de un cielo que no es el tuyo"... yo no comprendí bien a bien qué quería decirme, pero hoy, a varios años de haber recibido aquel regalo, empiezo a vislumbrar que no es un obsequio, sino un estigma el que me mira desde el quicio de mi ventana.

Así estoy, como esa nubecita, desarraigada… buscando el exilio, el destierro voluntario… bueno, seguramente no me están entendiendo nada, pero es que ando con unas ganas inmensas de salir corriendo, de deshacerme de la rutina, de los jefes poco comprensivos, de un ambiente laboral que a ratos me gusta y a ratos me pone los pelos de punta, harta de nomás estar aquí, acumulando quejas y olvidándome de que en las manos tengo magia. Sí, magia.

¿Se acuerdan del cuento de los once años? Bueno, ahorita no me siento ni de 2 ni de 3 años, me siento de 24 queriendo regresar a los 6, pero no los encuentro, aun cuando sé que están ahí debajo de los 23, los 22, los 21… los 15… los 10… son muchos años, por eso ya me es tan difícil regresar… no quiero quedarme ahí, no, claro… nada más quiero un ratititito, así, chiquitito, volver a sentirme de 6… corretear palomas en el parque y jugar a la pelota, tirarme panza arriba en el pasto y comer helado hasta el hartazgo…

Quiero mojarme los pies en la orilla de la playa y quiero volver a soñar despierta…

Quiero irme de este cielo que no es el mío y dejarme llevar, como nubecita que soy, y soltarme de las ramas…



PD: Gracias a mi amigo Ibis Nájera por la amistad y por la foto...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo único que puedes hacer es hacerlo, poco a poco, la magia está en las cosas más cotidianas que pueden existir. El secreto es atreverse... si me invitas mejor

BRM Norton I

DrCocol dijo...

Se que no podria intentar darte una palabra de verdadero animo
y alomejor escogiste un camino muy pesado, para luchar por lo que querias hacer, pero con esas mismas ganas, con las que dijiste quiero esto.
con esas mismas ganas aguanta todavia un poco nubecita.
aguanta pensando que por mal que se ponga, es tu decision y eso nada mas eso es lo que vale la pena.
se que hay magia en tus manos pero tambien en tu cabeza, mantenla siempre positiva y en la mira de lo que quieres. el mar te espera ancioso y te recivira contento y te acariciara con su brisa y con su agua, pero un poco de fuerza al final de estos momentos en los que te sientes nubecita. para poder regresar al mar como la tormenta que eres con fuerza y voluntad y haciendo lo que queiras no como nubecita ok?

Alexina dijo...

Hola Gilda,
Pienso en tus decisiones y en las mías y lo díficil que es, a veces, aguantar con todo y con una sonrisa. Y esas ganas inmensas de hacer maleta y decir ya basta. También, luego, la vocecita de la responsabilidad gritando: No lo hagas, si aguantas un poco más será mejor. Bueno eso quien sabe pero yo creo que cada quien se debe una locura en la vida. A veces es irse de un día a otro sin explicaciones, a veces es un año sabático. A veces es sólo soñar con la posibilidad de irse.
Te mando un abrazo ...

RmurilloV dijo...

Hace algunos meses, un maestro de actuación (y ex-productor de TV-Azteca) me decía que todos los que nos dedicamos a las áreas de la creación, ELEGIMOS no tener una vida normal.

Me parece que tú la estás viviendo. no conozco tu trabajo periodístico, pero tu narrativa tiene calidad.

ELEGIMOS ser diferentes. Y eso trae consecuencias. Eveidentemente, a algunos les pega más duro la voz de la responsabilidad que menciona Alexina (a mi no me ha pegado tan fuerte... aún), pero hay que saber sobrellevar una tregua con ella.

Y me parece que lo vas logrando. ¿Qué tal el fin de semana? ¿Qué trucos salieron de esas manos estos días en la platja?

T'estimo molt, maca. No desesperéis... Job se ganó el cielo, después de todo.

Feñomeno dijo...

Pero señorita peligro, la cosa está más que clara...busca la plaza más cercana, ubica a las palomas más gorditas y corres tras ellas, luego, supongo que debiera haber alguna heladería por ahí cerca, pues bien, te compras un helado gigantoso y te lo comes con culpa, pero feliz...y bueno, la playa no se si esté cerca, pero siempre he pensado que el mar y el cielo son muy parecidos, así que tiendete en el pasto he imagina que una de esas nubes son tus pies que se mojan a las orillas del mar.

Bss,

Anónimo dijo...

http://fuckmeimtwee.blogsome.com/